Archivo de la etiqueta: ciudades

Málaga: historia, playas y confort

Foto: Paolo Trabattoni

Málaga fue fundada en el siglo VIII y es una de las ciudades más antiguas de Europa. Sus playas y los servicios que ofrece una gran ciudad son una buena combinación que ofrece comodidad para el turista exigente. Un clima templado la mayor parte del año la hace un destino muy visitado en cualquier época. Sigue leyendo

Cómo evitar robos en tus viajes

A veces la premura del tiempo o la ilusión del viaje nos hacen bajar las defensas en cuanto a cuidarse de los ladrones. En todos lados hay. La primera recomendación es seguir las mismas precauciones que tenemos al vivir en nuestras ciudades: evitar ciertos lugares, no andar con mucho efectivo, estar más alerta durante la noche.

Deberíamos hacer alguna investigación rápida por internet acerga de las recomendaciones de segurida al viajar a cualquier destino. Es buena idea llevar dos juegos de fotocopias de nuestros documentos, por ejemplo. En algunos destinos turísticos, se recomienda dejar los documentos originales en el hotel y transitar por el lugar con fotocopias de los documentos.

También merecen especial atención las tarjetas de crédito. Deberíamos llevar fotocopia de ellas y llevar apuntado a mano el número de la entidad emisora, para estar preparados en caso de robo o pérdida. La principal recomendación es siempre tener a la vista nuestras pertenencias. En caso de tener que dejarlas por un momento, sólo dejarlas con nuestros compañeros de viaje.

No obstante, no es bueno llevar las precauciones al grado de paranoia. En general, las precauciones reducen la probabilidad de robo, o en todo caso, disminuyen su impacto. Ir por la calle caminando con miedo hasta es una señal de alerta para los ladronzuelos, que son como los predadores, huelen el miedo. Es mejor tomar precauciones y relajarse.

Florencia y el Síndrome Stendhal

Foto: Gallería degli Uffizi, por Chris Wee

Florencia (Italia) es sin duda una de las ciudades más hermosas del mundo. Además, su aporte histórico a la ciencia y el arte durante el Renacimiento es invaluable. Algunas veces esta belleza aturde de tal manera al visitante que sufre algo conocido como el Síndrome Stendhal. Sus síntomas son palpitaciones, vértigo, depresión e incluso alucinaciones. La primera persona que padeció el síndrome fue el escritor francés Stendhal, cuando visitó en 1817 la Basílica de la Santa Cruz, en Florencia. Así lo describía el autor en esa ocasión:

Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme.

Este síndrome fue nombrado en 1979 por la psiquiatra italiana Gabriela Magherini, quien habría observado y documentado alrededor de 100 casos. El síndrome, sin embargo, no lo recoge el Manual de Trastornos Mentales. Los psicólogos han explicado que este síndrome se debe a que ciertas personas son incapaces de reaccionar adecuadamente ante la exposición de obras de arte de gran belleza. También hay psicólogos que no están de acuerdo en clasificar a dichos síntomas como un síndrome o enfermedad mental.

Sin embargo, aunque no existiese tal síndrome, es innegable que la belleza de Florencia es irresistible. Para el turista amante del arte es una experiencia inolvidable visitar la ciudad. Alquile un apartamento en Florencia con GoWithOh y viva la experiencia de disfrutar de Florencia. Si usted es amante del arte y quiere experimentar si es susceptible de sufrir este síndrome el lugar ideal para visitar dentro de Florencia es la Galleria degli Uffizi, en donde se tienen noticias de este padecimiento desde el siglo XIX. La Galleria degli Uffizi es un palacio que contiene una de las colecciones de arte más famosas del mundo. Aquí se encuentra una importante colección de Leonardo Da Vinci, en la sala 15.

El principal factor que hace que Florencia deslumbre tanto es que hay arte en todas sus calles. Cuando el turista, cansado de caminar por la ciudad visitando tantos lugares y admirando tanta obra de arte, decide decansar en una plazoleta, se da cuenta de que es bellísima. Voltea a ver, y ahí hay una iglesia espectacular. Es por eso que debe usted ir con precaución, el Síndrome de Stendhal, al fin y al cabo es una visión romántica del arte y sólo puede ser experimentado por alguien que lo valore, que lo disfrute y que sepa también que es posible que no haya otro lugar en donde se hallen reunidas tantas muestras de la creatividad y el ingenio humano en su máxima expresión.

Sevilla no me ha dejado

Foto: El Alcázar de Sevilla, por Dominique Sánchez

Sevilla posee un emblema un tanto curioso. Se conoce en letras y números como NO8DO y se representa con letras doradas con un fondo rojo, en el cual el 8 es una madeja de hilo de lana dorado. La versión más creíble del significado de estas letras es que se refieren al latín Nomen Domine, que se traduce como “en nombre de Dios”. El 8 no sería un número sino un nudo hecho con hilo, cuyo significado no está claro. Sin embargo, la cultura y la tradición popular la leen como “no madejado” o “no me ha dejado”.

La leyenda más popular sobre el emblema viene del rey Alfonso X, el Sabio. Se cuenta que cuando fue derrocado por su hijo Sancho IV en el siglo XIII, Sevilla fue la única ciudad que le permaneció fiel. Por eso Alfonso el Sabio habría hecho que en el emblema estuviera el NO8DO, expresando, agradecido, que Sevilla no me ha dejado.

Sevilla es la cuarta ciudad en población de España, detrás de Madrid, Barcelona y Valencia. Posee el casco antiguo más grande de España y uno de los más grandes junto a Venecia y Génova. Es por eso que uno de sus principales atractivos turísticos sea su arquitectura, con importantes monumentos históricos. Para apreciarlos mejor aconsejamos buscar un apartamento de alquiler con todas las comodidades. La opción recomendada es buscarlo con Go with Oh.

Sus monumentos más importantes son la Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias, que son Patrimonio de la Humanidad. La Catedral de Sevilla es la catedral gótica más extensa del mundo. Sustituyó a la antigua mezquita Aljama en 1433. En la Capilla Real están los restos de Alfonso el Sabio. El Alcázar de Sevilla es el palacio real activo más antiguo de toda Europa. Los Reyes de España suelen hospedarse en este palacio en sus visitas a Sevilla. Su aspecto actual empezó a configurarse en el año 713.

El Archivo de Indias se fundó en 1785, con la idea de tener en un solo lugar toda la documentación sobre las colonias españolas. Antes de este archivo la información estaba dispersa en Simancas, Cádiz y la propia Sevilla. Dichos documentos ocupan unos impresionantes nueve kilómetros de estanterías.

No es de extrañar que Sevilla sea una de las ciudades con más arraigo cultural. Sus procesiones de Semana Santa tienen fama mundial y atraen a muchos fieles de todo el mundo. Sin embargo, hay que ir con prudencia. Es posible que no te puedas ir de Sevilla, atrapado por sus atractivos. Dirás, como Alfonso el Sabio, que Sevilla no me ha dejado.

Disfrutar Barcelona

Foto: José Joaquín López / DestinosBlog.com

Barcelona siempre ha sido un lugar para pensar en el arte, la cultura y el deporte. Sus costas, su vida más relajada que en otras urbes europeas desde siempre han atraído a ilustres visitantes de la cultura. Han vivido en la Ciudad Condal varios de los escritores que han marcado el rumbo de la literatura en español: Julio Cortázar y Roberto Bolaño. Su paso por Barcelona fue fundamental en sus vidas y en su obra.

La arquitectura, marcada por el paso del gran Gaudí nos muestra un poco el espíritu de la ciudad: ecléctica y caprichosa, pero sin olvidarse del buen gusto. Recuerdo mi visita al Parc Güell y de cómo al ver una escuela que quedaba a la par, sentí envidia de los niños que tenían la oportunidad de jugar en ese parque. Porque Barcelona invita al visitante un poco a eso, a perderse en ella y a jugar a las escondidas, tal como hacían los niños en la tarde que visité el Parc Güell.

Pero si la arquitectura y el arte no son suficientes, también está el fútbol. Durante los últimos años Barcelona ha tenido en su propio estadio al mejor equipo del mundo, el FC Barcelona. En las visitas que hice al Camp Nou y las canchas de entrenamiento del Barça, también envidié a los barcelonistas, esos que iban todos los domingos al estadio a disfrutar de un gran espectáculo de fútbol.

Lo que yo recomiendo siempre que alguien me platica de Barcelona es que la visite despacio, sin prisas. Una de las alternativas es alquilar un apartamento con Oh-Barcelona y disfrutar un mes. Salir a caminar y encontrarse con su gente, con el mar. Para los futboleros, visitar un entrenamiento del Barça, entrar al Camp Nou y verlo lleno de gente.

Ni los propios habitantes de Barcelona la terminan de descubrir, como dijo una vez el escritor Enrique Vila-Matas: “Cuando yo tenía 14 años subí a la parte alta de Barcelona para ver como era. No había ido nunca a esa zona elegante, la zona de la Bona Nova, donde por ejemplo vivían los Goytisolo. De ese hallazgo recuerdo un paseo extraordinario de árboles que ahora está destrozado. En mi vida había visto ese paseo y me maravilló descubrir que ese paseo estaba en mi ciudad”.

Probablemente yo no sea una fuente objetiva para recomendar a Barcelona como destino ideal. No puedo ser objetivo porque mi paso por la Ciudad Condal fue memorable como experiencia personal. Ojalá pronto pueda volver, caminar por sus calles y reencontrarme con ella, porque siempre he sentido que es un poco mi propia ciudad.

Guanajuato y la leyenda del Callejón del Beso

Foto: Ernesto Polo

Fundada en 1546, Guanajuato es una de las ciudades más bellas de México y América Latina. Es la capital del estado del mismo nombre. Su nombre en español significa “cerro de ranas”. La leyenda dice que los primeros habitantes la bautizaron así porque sus cerros se les asemejaban a ranas. Sus principales encantos vienen de su clima templado, sus paisajes y sus construcciones coloniales. En la ciudad existe una leyenda sobre un par de enamorados y un particular callejón al cual acuden muchas parejas todos los años, hasta el punto de haberlo hecho un atractivo turístico de la ciudad.

La leyenda cuenta que habían dos enamorados, Ana, una hermosa doncella de familia pudiente, y Carlos, un mozo apuesto de familia pobre. Carlos era minero. El padre de Ana se oponía a la relación porque quería para su hija un hombre de su clase. Le prohibió a Ana verse con el minero. Sin embargo, Carlos se las arregló para todas las noches subir al balcón de la casa de enfrente, que quedaba a escasos centímetros del balcón de la casa de su amada. Allí se la pasaban entre besos y promesas de amor.

Sin embargo, una noche el padre los descubrió y recordó la prohibición. Pero no sólo eso, prometió matar a su propia hija si el romance continuaba. Ana no creyó en la promesa de su padre y siguió viéndose con su amante. El padre los volvió a descubrir, y encolerizado y fuera de sí, tomó una daga y se la clavó a su propia hija en el pecho. Carlos, el enamorado, le dio a su amada un último beso en el dorso de la mano. Tiempo después, no encontrándole sentido a la vida sin su amada, el joven minero se suicidó.

Esta historia ha hecho que miles de enamorados visiten, como si fuera una peregrinación, el balcón en donde supuestamente sucedió esta historia. Los hoteles en Guanajuato reciben muchos visitantes ávidos por conocer el balcón y por darse un beso de buena suerte en el lugar. Porque la leyenda no termina ahí. Se dice que si las parejas que pasen por el lugar no se dan un beso en el tercer escalón de la calle del lugar, tendrán siete años de mala suerte. Si por el contrario se dan un beso, tendrán siete años de buena suerte.

Guanajuato es mucho más que el Callejón del Beso, por supuesto. Está por ejemplo el Jardín Unión, en donde se puede pasear, tomar un café, comprar artesanías o escuchar música. Es un buen sitio para empezar a conocer la ciudad. Las minas La Valenciana y Mineral de Rayas ofrecen visitas, Guanajuato era un pueblo minero. Desde el monumento al Pípila se puede admirar la ciudad. Esa ciudad con encanto y con historia que nos invita a visitarla siempre.

Florencia, la bella ciudad

FlorenciaFoto: Wikipedia

Florencia es una ciudad que tiene un sitio especial en la historia de la humanidad. Fue la ciudad en donde se origió Renacimiento. Este movimiento significó una nueva concepción del hombre y el mundo. Durante ese período se dieron innovaciones artísticas y filosóficas importantes. El mundo giró su visión hacia el humanismo, teniendo a la figura humana como centro, dejando un poco de lado la visión religiosa que imperó en la época medieval.

El Renacimiento
La obra símbolo de Florencia y del Renacimiento es sin duda alguna el David de Miguel Ángel. Es una de las obras más conocidas del arte mundial. Se ubica en la Galería de la Academia, aunque originalmente se ubicaba en la Piazza della Signora, donde ahora hay una réplica. Algunos críticos de arte afirman que el David que está plasmado en la escultura aún no ha atacado a Goliat, pero que ya está listo para ir en su contra. Otros, por el contrario, afirman que el David ya ha derrotado a Goliat y contempla serenamente el resultado de su victoria.

Uno de los principales impulsores del Renacimiento fue Lorenzo de Médici, quien fue un gran patrocinador de las artes. Encargó trabajos importantes a Leonardo Da Vinci, la gran figura del movimiento, Miguel Ángel y Boticelli, entre otros. Músico virtuoso él mismo, Lorenzo de Médici invitaba a músicos, cantantes y compositores destacados a Florencia. Su paso por el gobierno de Florencia dejó una gran obra, no sólo para la ciudad sino para la humanidad entera. Cuando se recuerdan a figuras como Lorenzo de Médici, es imposible no pensar en cómo sería el mundo si al poder llegaran políticos cultos y amantes del arte. Si las familias ricas en lugar de perseguir más dinero y poder, dejaran huella dedicándose ellos mismos a la ciencia y al arte, y al apoyo monetario de las mismas. Pero este es un blog de viajes y nos estamos desviando.

Alojamiento y lugares recomendados
Para alojarse en Florencia hay muchas opciones interesantes. Bellos hoteles, cómodos y asequibles apartamentos ubicados cerca de los sitios más atractivos de la ciudad. Para disfrutar Florencia recomendamos echarle un vistazo a las alternativas de Oh-Florence. Hay opciones en las que puedes ver el Río Arno por la ventana de tu dormitorio.

Los románticos y las parejas enamoradas no pueden irse sin visitar el Ponte Vecchio (Puente Viejo) en donde se puede seguir una tradición reciente en la que los enamorados escriben sus iniciales en un candado, lo atan al puente y tiran la llave en señal de su compromiso. El Ponte Vecchio sirve para cruzar el Río Arno. Se cuenta que el mismo Hitler dio orden de que este puente no fuera destruido cuando el ejército alemán se retiró de la ciudad en 1944.

Si es de disfrutar de la vista de la ciudad y tomar fotos panorámicas de la ciudad es recomendable ir a la Piazzale Michelangelo, la Cupola de Brunelleschi o la Torre di San Niccolo. Desde estos lugares se puede apreciar a la ciudad en su conjunto. A la hora de alimentarse, no es de olvidar probar el bistec a la fiorentina, la panzanella o la papa al pomodoro.

Una anécdota futbolera
Una vez que la visitas, Florencia se queda en tu corazón. Recuerdo muy bien a uno de los mejores delanteros que pasó por la Fiorentina, equipo de fútbol de Florencia, el argentino Gabriel Batistuta. Después de nueve años de jugar en la bella ciudad se fue a jugar a la Roma. Cuando enfrentó a su exequipo anotó el único gol del partido, con el que venció  la Roma a la Fiorentina. Batistuta no lo celebró. Mientras sus compañeros de equipo lo abrazaban eufóricos por la anotación y la victoria, el futbolista argentino lloraba amargamente. “Hubiera preferido un triunfo de la Roma sin un gol mío”, declaró después a la prensa.

Las 20 ciudades más visitadas del mundo

La emisora de tarjetas de crédito MasterCard ha elaborado un documento denominado MasterCard Global Destination Cities Index, en el cual se listan las ciudades del mundo más visitadas.

La encabeza Londres, con 16,9 millones de visitantes extranjeros. Le siguen París, Bangkok, Singapur y Estambul, para completar los primeros cinco puestos.

Las ciudades españolas de Madrid y Barcelona ocupan el puesto 7 y 15, respectivamente.

La lista es la siguiente:

  1.  Londres
  2. París
  3. Bangkok
  4. Singapur
  5. Estambul
  6. Hong Kong
  7. Madrid
  8. Dubai
  9. Frankfurt
  10. Kuala Lumpur
  11. Seúl
  12. Roma
  13. Nueva York
  14. Shanghai
  15. Barcelona
  16. Milán
  17. Ámsterdam
  18. Viena
  19. Beijing
  20. Taipei

5 Tips para hacer turismo en tu propia ciudad

Para hacer turismo no necesariamente tienes que viajar. La definición del diccionario de la RAE es “Actividad o hecho de viajar por placer” y viajar no necesariamente está medido en largas distancias.

A veces a nuestra propia ciudad en la que vivimos no le prestamos atención. La consideramos ya “conocida” y al disponer de tiempo nos vamos a lugares lejanos, olvidando que con poco presupuesto y disposición, podríamos conocer lugares fascinantes a poca distancia de nuestras casas.

  • Googlea tu ciudad. Busca en internet, pero no como un ciudadano local, sino como un turista. Como si no la conocieras. Entérate de qué le ofrece tu ciudad al turista.
  • Acércate a la oficina de turismo. Generalmente en las oficinas de turismo hay material impreso con información de las ciudades. En ocasiones se entera uno de datos e historias interesantes. Busca la oficina y si no te conocen, di que eres de afuera, a ver qué te recomiendan.
  • Piérdete en una caminata. Sal a caminar por alguna calle de tu ciudad, sin prisas, sin preocupaciones. Inclusive con el móvil apagado. Descubrirás un café por ahí, un bar por acá, una tienda interesante por allá. Si el clima lo permite, es posible una experiencia interesante. Sé un flâneur.
  • Monumentos y edificios. Puede que hayas pasado innumerables veces enfrente de edificios bellos e históricos, pero como “ya los conoces”, no entras. Aparta un día y ve, como cuando viajas a otros países y conoces edificios que los lugareños no conocen.
  • Museos y centros culturales. No soy una persona de ir a museos. Pero observo que a veces la gente que en su propio país nunca iría a un museo, lo primero que busca son los museos de historia a donde va. Algunas veces por ver si se me despierta la inquietud, he ido a museos dentro de mi ciudad. Han sido generalmente agradables sorpresas.

5 Atractivos turísticos de Berlín

Foto: Palacio de Charlottenburg / Wikipedia

La capital alemana alberga una pujante actividad económica y una rica historia. El famoso Muro de Berlín fue uno de los símbolos históricos de la confrontación mundial. Olvidada esa división artificial, Berlín es una sola, ahora más atractiva que nunca. Es recomendable buscar un apartamento en Schöneberg y disfrutar de la ciudad sin prisas.

  • Tierpark Berlin. Es el zoológico más grande de Europa. En un terreno de 160 hectáreas conviven 7.800 animales de 900 especies distintas. Aquí han nacido 15 bebés elefantes desde 1999.
  • Palacio de Charlottenburg. Construído durante más de 100 años, es el palacio más lujoso de Berlín. Originalmente era una casa de verano construida por encargo de Sofía Carlota de Hannover. Cuando Sofía Carlota pasó a ser reina de Prusia, en 1701, se hizo una reconstrucción para hacer del lugar un espacio merecedor de reyes. Sus jardines barrocos son especialmente atractivos por su diseño y belleza.
  • Parque Marzahn. Fue inaugurado en 1987, con motivo del 750 aniversario de la ciudad, en ese entonces aún dividida por el Muro. Aquí hay una extraordinaria muestra de jardinería de todo el mundo en un espacio de 24 hectáreas. Hay laberintos y jardines olfativos y táctiles para personas con movilidad y visión limitadas.
  • Barrio de Nikolaiviertel. Es la zona residencial más antigua de Berlín. Fue destruída por bombardeos en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. Permaneción en escombros, hasta que por motivo del 750 aniversario de la ciudad, se reconstruyó, siguiendo modelos históricos. Las casas y calles se reconstruyeron tan fielmente como fue posible.
  • Bebelplatz. Es una de las plazas más bellas de Berlín. El 10 de mayo de 1933, en el apogeo del nacionalsocialismo, se quemaron libros de grandes autores como Heinrich Mann, Thomas Mann, Erich Kästner, Stefan Zweig, Heinrich Heine, Karl Marx o Kurt Tucholsky.

Fuente: VisitBerlin.de