Fobia a perder el tiempo

La vida citadina hace que haya una fobia a perder el tiempo. Por eso se inventan aplicaciones de celular para ser productivos en los ‘tiempos muertos’. Y en los viajes ahora se planifica a dónde se irá, qué se verá y se hace una lista de qué es lo que tenemos que hacer. Si se va en un tour guiado, esa lista la hace alguien más por nosotros.

Es decir, si no planificas tu viaje de turismo, estás perdiendo el tiempo y si pierdes el tiempo, estarás perdiendo dinero. Así, los viajeros suelen regresar más cansados de lo que se fueron, pero con las ‘baterías recargadas’.

Uno debería hacerse un punto medio propio. Sí, está bien ir a los lugares emblemáticos de la ciudad que visitamos, pero evitar la ansiedad y la tensión de tener que cumplir con una número de lugares, como si estuviésemos haciendo una tarea. Tal vez sólo pasear por las calles sin rumbo fijo y perderse un poco no sea tan malo, siempre y cuando sepamos cómo regresar, por supuesto.