Circo en el Everest

El Monte Everest es la cima más alta del mundo con 8.848 metros sobre el nivel del mar. Se localiza en el Himalaya y marca la frontera entre China y Nepal. Este dato ha hecho que se transforme en una especie de Meca para los escaladores profesionales y amateurs, y aún para los que no lo son. Cualquiera que tenga dinero, tiempo y salud puede hacer el intento.

La tentación, sin embargo, ha llevado a muchos a la muerte en lugar de la cima del Everest. Así lo relata Jose.GS en un genial artículo que no pueden perderse.

Para muestra, una fotografía tomada del artículo citado:



Nos cuenta José:

La odisea de conquistar la cima del Everest atrae a numerosos individuos de toda índole, desde escaladores profesionales hasta novatos sin experiencia en altura, que en un momento dado se plantean subir al Everest como reto personal.

El desafio se ha convertido en un clásico entre empresarios y altos directivos con poder adquisitivo, que en algún momento de sus vidas se plantean; “si puedo dirigir una empresa o un departamento con cientos de subordinados, que menos para un tipo de mi categoría que coronar el techo del mundo y así poder sacarme unas fotos haciendo cima para decorar el despacho e impresionar a clientes y empleados”.

Otro clásico más orientado a escaladores profesionales, es intentar batir algún record sin sentido; ser el primer hombre o mujer que ha subido por las dos caras sin oxigeno, ser el que más rápido ha subido y bajado, el que más veces ha hecho cima, el más joven en subir, el más anciano, el primer ciego, tuerto o pongase aquí cualquier otra discapacidad, el primer individuo de tal nacionalidad en subir de determinada forma, el primero en bajar haciendo snowboard…

Leer artículo completo en José.GS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *